Visita Ibiza > Lugares de Interés

Río de Santa Eulària

El único cauce fluvial del archipiélago balear nace en Es Amunts y desciende a lo largo de 17 kilómetros

  • Puerto para embarcaciones de pequeño calado, en la desembocadura del río de Santa Eulària
    Foto: Xescu Prats
  • Pont Vell de Santa Eulària, a los pies del Puig de Missa
    Foto: Xescu Prats
  • Pasarela peatonal sobre la desembocadura del río de Santa Eulària
    Foto: Xescu Prats

El de Santa Eulària es el único río que existe en las islas Balears. Nace en las proximidades de Sant Mateu, en la zona más montañosa de la isla, Es Amunts, cuyo subsuelo acumula gran cantidad de agua, y desciende a lo largo de 17 kilómetros atravesando los campos de Sant Miquel y Santa Gertrudis, hasta desembocar en Santa Eulària. En su curso, se le unen importantes torrentes, como el de Labritja o el des Ierns.

Este extenso torrente mantuvo un caudal de agua constante hasta finales del siglo XX, al incrementarse la explotación de los acuíferos del entorno debido al boom turístico. Aunque en la actualidad el agua no corre por él de forma constante, en los años lluviosos mantiene un caudal que alcanza la desembocadura, en la playa de Santa Eulària. En la parte baja, el mar se adentra en su ribera, proporcionando un paisaje similar al que tendría un río caudaloso. En esta zona, en los años 80 del siglo XX, se habilitó un paseo que enlaza con el Pont Vell y donde amarran algunas embarcaciones de pequeño calado. En su zona más próxima a la playa se ha construido un puente peatonal que permite cruzarlo.

rio de santa eularia eulalia desembocadura puig de missa ibiza eivissa

Cauce del río de Santa Eulària a la altura de Es Pont Vell (Ibiza)

Foto: Xescu Prats

El río tiene gran importancia en la historia de la isla y en la creación del municipio de Santa Eulària. Tanto púnicos como romanos aprovecharon su fértil ribera para cultivar olivos y viñedos, cuyos frutos se exportaban fuera de la isla. A partir del siglo X, los árabes, que llamaban a este territorio Xarc (Levante), lo convirtieron en una importante área de regadío. Los cristianos, tras la conquista de la isla, en el siglo XIII, documentaron la existencia de varios molinos harineros que funcionaban gracias al agua del río.

Por su riqueza agrícola, la desembocadura del río se convirtió en lugar de frecuentes desembarcos de naves corsarias procedentes de Turquía y el Magreb, cuyos tripulantes se adentraban hacia los cultivos y molinos, saqueándolos y, en ocasiones, incluso capturando a sus habitantes. Por esta razón, se erigió la iglesia-fortaleza de Es Puig de Missa de Santa Eulària, una de las más antiguas de la isla.

rio de santa eularia eulalia desembocadura puig de missa ibiza eivissa

Es Puig de Missa, desde el río de Santa Eulària

Foto: Xescu Prats

Los humedales del cauce proporcionan una indudable riqueza ecológica, ya que en ellos se reproducen especies animales como la rana, la musaraña, el martín pescador, la garza real, la lechuza o el cernícalo, y vegetales como el arrayán, la adelfa, la zarza, el junco o los cañaverales, tan útiles para los campesinos.

En las proximidades del Pont Vell, a los pies del Puig de Missa, se halla el Centro de Interpretación del Rio de  Santa Eulària Can Planetes, una antigua casa tradicional que alberga un molino de agua.

 

3 Comentarios
Municipio Santa Eulària des Riu
Zona Santa Eulària
¿Cómo llegar?

La desembocadura del río se encuentra en un extremo de la playa de Santa Eulària, a un kilómetro del Passeig de s’Alamera, en el centro de la localidad. Puede alcanzarse siguiendo el Paseo Marítimo hacia el sur.

Por esta zona además encontrarás...
Torre d’en Valls
Lugares de Interés

Refugio de vigilancia frente al islote de Tagomago, en la península de Es Cap Roig

Iglesia de Santa Eulària (Puig de Missa)
Iglesias

Precioso templo fortaleza con una torre de vigilancia (s. XVI), en lo alto de una colina

Museo Barrau
Lugares de Interés

Exhibió de forma permanente el legado del pintor catalán, desde los años sesenta hasta 2011

Iglesia de Santa Gertrudis
Iglesias

Templo con una atípica fachada colorida y un gran campanario, construido en el siglo XVIII