La Noche > Bares

Cas Campaner

Curioso y rústico bar-colmado, con una clientela de lo más variopinto, en la carretera de Es Novells

Ibiza 5 Selección
  • Cas Campaner está perdido en una carretera rural entre Sant Llorenç y Santa Eulària, cerca de Atzaró
    Foto: Xescu Prats
  • Del techo de Cas Campaner cuelga buena parte de la colección de objetos de la Ibiza payesa que reunió Vicent Colomar
    Foto: Xescu Prats
  • Carmen Colomar, una auténtica todo terreno, atiende a los clientes de Cas Campaner
    Foto: Xescu Prats
Precio   
Telefono 971 336 118
Direccion Carretera de Es Novells, s/n
Municipio Santa Eulària des Riu
Zona Santa Eulària
Código Postal 07840

A veces, la fórmula idónea para encontrar pinceladas de la Ibiza más auténtica es coger el coche sin un rumbo y perderse por los caminos. Sólo así se descubren lugares como Cas Campaner, entre Sant Llorenç y Santa Eulària, un colmado modesto y rústico, con un bar pequeño, donde lo que más sorprende es la mezcla de gente que allí se congrega. Lo mismo aparecen hippies afincados en el interior de la isla desde hace décadas, que payeses, obreros, residentes extranjeros… En verano incluso aparece a menudo el trenecito turístico cargado de viajeros, que suele moverse por carreteras poco transitadas como ésta, para no entorpecer el tráfico.

Cas Campaner nació en 1972, de la mano de Vicent y María de Cas Campaner, junto a su propia casa. Hoy, sin embargo, atiendo a los clientes Carmen Colomar, su hija, que hace auténticas filigranas para ocuparse de sus hijos pequeños y de la ‘parroquia’ del bar. Por eso, no tiene un horario fijo y éste se va amoldando a las necesidades familiares, aunque sorprendentemente casi siempre está abierto. Sólo es posible por el carácter risueño de Carmen, que además es capaz de llevar al mismo tiempo el pequeño colmado de comestibles y productos artesanos (sandalias, cestas…) y la zona de bar, aunque ésta sólo abre en verano. La terraza, sin embargo, tiene gente todo el año a poco que luzca el sol. Allí, las mesas se distribuyen de una forma anárquica e informal, lo que contribuye a que los clientes se organicen por su cuenta y se sientan como en casa. El marido de Carmen colecciona matrículas de coches americanos, por eso los distintos espacios del local las exhiben por docenas.

Nuestras recomendaciones

A Cas Campaner sobre todo va gente del barrio a comprar víveres y a socializar, ya que es el único local del entorno. O sea, a tomar una cerveza o una copa. En la tienda suele haber orelletes y otros dulces típicos, así como huevos payeses y productos indispensables. Quien tiene hambre, también le puede pedir a Carmen que le prepare un bocadillo. Es lo único que ofrece y nadie le pide más.

 
Horario

De 8,30 a 14 y de 16,30 a 20,30, aproximadamente. Los domingos sólo abre por la mañana y en verano amplía el horario hasta alrededor de las 22 horas.

Meses cerrado
Abierto todo el año
Días de descanso

Abierto todos los dias

Sin Comentarios
  • Cas Campaner está perdido en una carretera rural entre Sant Llorenç y Santa Eulària, cerca de Atzaró
    Foto: Xescu Prats
  • Del techo de Cas Campaner cuelga buena parte de la colección de objetos de la Ibiza payesa que reunió Vicent Colomar
    Foto: Xescu Prats
  • Carmen Colomar, una auténtica todo terreno, atiende a los clientes de Cas Campaner
    Foto: Xescu Prats
¿Cómo llegar?

Cas Campaner está al lado del Agroturismo Atzaró, en pleno campo, entre Sant Llorenç y Santa Eulària. Desde Eivisssa, hay que tomar la carretera de Sant Joan. Nada más pasar el Restaurante Es Pins (km. 15), frente a la tienda Can Petit, hay que girar a la derecha (Carretera de Es Novells) y seguir las indicaciones hasta llegar al hotel Atzaró. Cas Campaner está 500 metros más adelante, a la izquierda, en la misma carretera.

Categorias relacionadas
Etiquetas relacionadas
Por esta zona además encontrarás...
Uttopia Resort
Bares

Nuevo concepto de mercadillo-restaurante-terraza de copas, en la carretera de Es Canar

Las Dalias
Bares

El mercadillo mítico de Ibiza, con sala de conciertos y fiestas inolvidables durante el verano