Compras > Gastronomía

Sa Cuineta

Platos caseros para llevar, en el centro de Sant Josep

Ibiza 5 Selección
  • Sa Cuineta, en Sant Josep, ofrece platos caseros para llevar
    Foto: Xescu Prats
Telefono 971 800 767
Direccion C/ de la Vila, 6. Sant Josep
Municipio Sant Josep de Sa Talaia
Zona Sant Josep
Código Postal 07830
Enviar un correo a Sa Cuineta

Este pequeño local, situado en una antigua carpintería de una calle peatonal del centro de Sant Josep, ofrece una gran variedad de platos caseros para llevar. Por encargo, pueden pedir recetas como paella, guisat de peix, borrida de rajada o frita de pulpo, además de variedad de ensaladas, platos de pasta, canelones, carnes en salsa, carnes al horno, raciones de pescado y una soberbia caldereta de calamar. Al momento, encontrarán también algunos platos del día, varios tipos de ensaladas y pollos al horno. Dolores, sus hijos Enrique y Verónica, y su nuera Melisa cocinan y atienden a los clientes. La comida es sabrosa y los precios, económicos.

 
Horario

De 10 a 15,30 horas. De junio a septiembre cierran a las 16 horas.

Meses cerrado
Abierto todo el año
Días de descanso
Miércoles
Sin Comentarios
  • Sa Cuineta, en Sant Josep, ofrece platos caseros para llevar
    Foto: Xescu Prats
¿Cómo llegar?

Desde la iglesia de Sant Josep, hay que coger la carretera de Es Cubells, que arranca junto al bar-terraza Racó Verd. 100 metros más adelante, tienen que tomar la segunda calle a la izquierda (junto a la tienda Ca S’Angel), que es peatonal. Encontrarán Sa Cuineta un poco más adelante a la derecha.

Categorias relacionadas
Etiquetas relacionadas
Por esta zona además encontrarás...
Ibosim
Compras

La primera fábrica de cerveza artesana con zona de degustación de Ibiza. Una ‘brewstore’ en toda regla, en Port des Torrent

Pescadería Can Bellotera
Compras

Gran variedad de pescados ibicencos, atrapados unas horas antes

Pescadería Oliver
Compras

La tienda de Valeriano, uno de los distribuidores de pescado más prestigiosos

Rastrillo de Sant Jordi
Compras

Mercadillo muy concurrido en invierno, donde cualquiera puede convertirse en vendedor por un día