Visita Ibiza > Playas

Cala Codolar

Playa de arena encantadora y tranquila, de ambiente familiar

  • Cala Codolar, en Sant Josep, con el islote de Es Vedrà al fondo
    Foto: Xescu Prats
  • Cala Codolar, una playa tranquila con un pequeño quiosco en la orilla y un restaurante en la ladera del monte
    Foto: Xescu Prats
  • Llamativos pliegues rocosos en Cala Codolar
    Foto: Xescu Prats
  • Acantilados y cueva en Cala Codolar (Ibiza)
    Foto: Xescu Prats
  • Cala Codolar, desde los acantilados situados a la izquierda de la playa
    Foto: Xescu Prats
  • Es Vedrà, desde la punta de Cala Codolar
    Foto: Xescu Prats
Municipio Sant Josep de Sa Talaia
Zona Sant Agustí

Tipología: Cala de arena en el exterior y arena y piedras en el interior, de 70 metros de longitud y 40 de anchura

Situación: A 8 kilómetros de Sant Josep

Cala Codolar es una de esas pequeñas sorpresas que esconde Ibiza. El intenso color turquesa del mar, la ausencia de multitudes y la belleza que aportan los pliegues de las rocas de los acantilados ofrecen un rincón muy agradable.

Los bañistas disponen de algunas hamacas y sombrillas y de un chiringuito donde preparan hamburguesas y perritos, a precios módicos, muy agradable. Subiendo unas escaleras, se alcanza un restaurante más sofisticado.

 

 
4 Comentarios
  • Cala Codolar, en Sant Josep, con el islote de Es Vedrà al fondo
    Foto: Xescu Prats
  • Cala Codolar, una playa tranquila con un pequeño quiosco en la orilla y un restaurante en la ladera del monte
    Foto: Xescu Prats
  • Llamativos pliegues rocosos en Cala Codolar
    Foto: Xescu Prats
  • Acantilados y cueva en Cala Codolar (Ibiza)
    Foto: Xescu Prats
  • Cala Codolar, desde los acantilados situados a la izquierda de la playa
    Foto: Xescu Prats
  • Es Vedrà, desde la punta de Cala Codolar
    Foto: Xescu Prats
¿Cómo llegar?

Desde Sant Josep, hay que tomar la carretera hacia Sant Antoni. 300 metros después del cruce de Sant Agustí, a la izquierda, hay una carretera que conduce a Platges de Comte y Cala Bassa. Sigan hacia Platges de Comte y dos km. antes de llegar a esta cala, verán a la izquierda un camino de tierra que conduce a Cala Codolar. También pueden llegar cogiendo un cruce a la izquierda, en mitad de la larga recta final que desemboca en Platges de Comte. Indica Club Delfín. Hay que cruzar esta urbanización y estacionar junto al restaurante Elixir. De ahí parte una escalera que desciende a la cala.

Categorias relacionadas
Etiquetas relacionadas
Por esta zona además encontrarás...
Porroig
Playas

Cala muy tranquila, de aguas cristalinas y repleta de casetas varadero

Es Bol Nou
Playas

Pequeña cala donde los bañistas se embadurnan el cuerpo con arcilla

Cala Llentrisca
Playas

Preciosa y recóndita cala de pescadores, al final de la bahía de Es Cubells

The Beach Club at Hard Rock Hotel Ibiza
En la costa

El local más rockero de Platja d’en Bossa, con una oferta camaleónica que se adapta a todos los gustos y bolsillos

Alquiler de casas en Ibiza
Buscar
Encantadora y luminosa casa de un artista situada discretamente cerca de San José, a pocos minutos de las mas bonitas...
Ver casa
Encantadora casa de alto standing con una gran piscina y muchos espacios diferentes al aire libre cerca de Ibiza, del pu...
Ver casa
  • Óscar

    Os agradecería que quitaseis a la brasa la selección vuestra de Ibiza 5 selección.he ido a comer varios años pero hoy a sido de broma. Toma mal mal mal. Llegamos y las camareras insultando entre ellas a una mesa, nos dicen que tiene mesa y nos ponen en una mesa al lado de la brasa y barra que no se podía ni comer, nos dicen que nos sentemos en esa hasta que se levanté una, esperamos y empieza a entrar gente y les empiezan a sentar cuando llegamos nosotros tenían muchas libres.al cabo de media hora me levanto y le digo que estamos esperando para la mesa que si no tienen no pasa nada que vamos a otro, el camarero me dice que si tiene se da la media vuelta y se va. Discusiones continuas entre ellos delante de los clientes. Pedimos calamares y nos sacan chopitos, pase. Pedidos arroz meloso de cígalas y nos sacan paella amarillo con tinta de calamar que tenía un color verde que era de foto, sangría de cava y no se ni lo que era con la fruta toda pasada y cava, lo dudó muchiiiiisimo. Todo sucio por el suelo la mesa sucia sin salvamanteles ni nada, copas sucias, cubiertos sucios, la paella como una hora, los pájaros casándote encima, que eso no es culpa suya, pero más desagradable todavía, y lo peor que los precios son como muchos restaurantes de Ibiza que te atienden y se come fenomenal.
    Un desastre de cojer levantarse e irse, me daba vergüenza de hacerlo porque nunca lo he hecho.
    La gente se sentéis y se manchaba con las mesas sucias de paella.
    Es que un horror, antes estaba bien limpito sitio bonito, pero se ve de dejado y engaña guiris a unos precios ya elevados.
    Un asco